La «Campaña por la memoria de las mujeres perseguidas por brujería» parte del análisis de que la caza de brujas fue un proceso fundante de la modernidad que buscó disciplinar a las mujeres para que aceptaran su nuevo lugar en la naciente sociedad capitalista. Esta dejaba atrás la autonomía reproductiva de las comunidades rurales y se sumergía, bajo el signo de la violencia, en la proletarización de los campesinos, las relaciones mercantiles y la emergencia de un Estado y unas Iglesias que pondrían en primer plano el control de la población, de la sexualidad y de la procreación. Y esto tanto en la Europa de los siglos XVI y XVII como en la conquista americana. Sin embargo, hoy en día vemos que los lugares donde se produjeron estos asesinatos, los recuerdan de forma mitológica y festiva, reproduciendo en muchos casos la iconografía de los perseguidores en lo que supone una banalización de la violencia sufrida y un ocultamiento de sus razones históricas.

Nos proponemos por ello:

  • Investigar  la caza de brujas histórica y su relación con la emergencia del capitalismo, el Estado moderno y el colonialismo.
  • Investigar la caza de brujas contemporánea, los usos de las acusaciones de brujería para criminalizar y acallar formas de vida resistentes al avance del capitalismo, el Estado y el colonialismo. Así como apoyar y visiblizar estas luchas.
  • Analizar la representación de la memoria de estos sucesos, construir alianzas para desarrollar memoriales en los lugares donde estos hechos tuvieron lugar y hacer un seguimiento para que esta memoria se ajuste a hechos históricos sin folclore o estereotipos.
  • Poner en relación la violencia contra las mujeres del inicio del capitalismo con la violencia contra las mujeres de nuestros días.
  • Difundir estas investigaciones y reflexiones como forma de colaborar a la construcción de otro mundo que tenga la justicia social en el centro.

Grupos locales:

Puedes contactar con cada uno de los grupos locales o en este mail general: editorial@traficantes.net